Método de virtualización revolucionario

No se necesitan programas de virtualización adicionales

La ventaja de el sistema de virtualización KVM consiste en la compilación como parte indivisible del sistema operacional de la máquina anfitriona, acabando así con la necesidad de usar múltiples capas de virtualización. Esto significa que no se requiere otro módulo de software cualquier que sirva de puente entre el host y el guest. Lo que también ayuda a eliminar el papel de punto único de fallo de la capa de virtualización. Todo ello da como resultado la disponibilidad de KVM VPS de mejor rendimiento y mayor fiabilidad en comparación con los demás Servidores VPS.
Método de virtualización revolucionario

Una utilización de los recursos mucho más eficaz

Asignaciones de servidor a su disposición ilimitada

Gracias a la omisión de la sobrecarga que equivale a la existencia de un nivel de virtualización extra a través de la cual pasa el conjunto de comunicaciones con instancia de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM es capaz de disfrutar de un algoritmo de explotar los recursos del servidor considerablemente mejor. Los procedimientos de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el kernel del SO del anfitrión, o, en otras palabras, el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor directamente. Esta redundancia en la comunicación reducida da lugar a un mejor desempeño en situaciones reales en comparación con otros sistemas de virtualización.
Una utilización de los recursos mucho más eficaz

Un máximo grado de control en todo relacionado al SO

Plena libertad de cargar el sistema operacional que quiera

Lo que normalmente se interpreta como un punto débil de los Servidores VPS, vs. los servidores dedicados, suele ser el sistema operativo en especial – en el caso común usted está limitado a el elenco de sistemas operacionales que hay en la infraestructura del proveedor. Cuando dispone de un VPS KVM, sin embargo, usted puede – en gran medida - instalar un sistema operativo cualquier que sea compatible con las características de su servidor y la configuración de hardware del servidor madre. Esto es posible debido a la tecnología sin análogo de la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del SO del servidor, garantizando un diálogo sin mediaciones entre las máquinas guest y el host físico, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, presente en una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un máximo grado de control en todo relacionado al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Colohouse, Chicago, IL